¿Qué Navidad quiero para mi familia?

Ya estamos en Diciembre, y, como cada año, nos preparamos para afrontar, disfrutar, transitar… por las diferentes realidades que a cada uno nos conectan con la Navidad.

Varias preguntas nos asaltan en esta época. ¿Cómo vivo yo la Navidad? ¿Qué Navidad doy? ¿Iré a la cena de Navidad con los abuelos y los tíos?  ¿Iremos a la Cabalgata de Reyes? ¿Qué regalos haré?…

Algunas de estas cuestiones tienen respuestas rápidas, otras demandan un tiempo de reflexión. Algunas nos incomodan, otras nos empoderan… Pero el resultado  y lo que ocurra con cada una de ellas dependen de nosotros de manera individual.

Y aquí estoy yo con mis interrogantes, indagando y buscando mis propias conclusiones, y dispuesta a compartir con vosotras esta disquisición como comienzo de este camino, para caminarlo en familia.

Tranquilas, porque no voy a dar respuestas, ni es mi intención revisar el tipo de creencias que se deben dar en vuestros entornos; ni quiero ni debe ser esta mi tarea.

Sólo deseo parar, y comprobar a qué me debo enfrentar para poder reflexionar sobre las acciones que repetimos en ciertas ocasiones, de forma automática, pero que no reflejan lo que sentimos.

 

reyes magos

 

Esta reflexión es el comienzo del mucho. Es el camino para que podamos crear desde la consciencia nuestra propia Navidad.

En mi caso, pienso que esta es una revisión continua que genera movimiento y cambio, que es lo que nos hace crecer al fin y al cabo. Y como herramienta casera me he hecho una lista de temas que tengo que ir ajustando, y que te quiero mostrar por si te fuera de utilidad.

Lo primero es mostrarme  y observar mi propia realidad. ¿Cómo vivo yo la Navidad? ¿Cuál ha sido mi experiencia? ¿Qué tradiciones son las que me conectan con mi mundo interior?

Lo siguiente es observar la realidad que tengo en frente, y observar lo que realmente me  nutre para integrarlo en mi nueva configuración, y asimismo advertir lo que no me aporta para eliminarlo o modificarlo.

El tercer paso consiste en analizar los mensajes  que recibo o entrego. Y distinguir los conceptos para poder elegir el mensaje que yo quiero trasmitir sobre:

  • La mentira, o la verdad.
  • El secreto o la sorpresa.
  • Sobre el juicio a nuestros comportamientos: ¿qué es portarse bien o portarse mal? ¿Quién lo decide?
  • La fantasía o la imaginación.
  • La magia. ¿Existe? ¿En nosotros? ¿En los otros?
  • La abundancia, los regalos, el consumo.
  • La generosidad y el agradecimiento.

Toda una investigación sobre mi cosmovisión personal, con la única intención de encontrar el equilibrio entre mis creencias y limitaciones y la realidad en la que vivo.

 

luces navidad

 

Y tengo que contaros que en mi familia hemos decidido reconectarnos con nuestro niño interior y JUGAR juntos en Navidad. Eso sí, un JUEGO en un entorno seguro, pues jugamos como si fuera verdad (aunque sabemos que algunas cosas no lo son).

En nuestro JUEGO  todo es posible, y creemos todo lo que queremos imaginar. Porque jugamos eligiendo el rol que en cada momento queremos desarrollar sabiendo que podemos cambiarlo, o salir o entrar siempre que queramos.

 

 

2019-12-13T18:02:30+00:00diciembre 13th, 2019|Categories: experiencias de juego, primicias|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar