así nace Kurukan2018-04-27T17:32:52+00:00

así nace Kurukan

 

kurukan yoli, aman, yo

Donde se habla sobre la ética que nos mueve, y sobre la inquietud y el entusiasmo que nos alienta, y sobre la historia y el porqué de los nombres.

 

A finales de 1236, Sundiata Keita, recién coronado emperador de Malí, convocaba a todos los jefes guerreros y notables en el claro de Kurukan Fuga para la proclamación de una serie de leyes y normas que debían regir la vida del Imperio a partir de ese momento. La conocida como Carta de Kurukan Fuga o Carta del Mandé está considerada como una de las primeras declaraciones de Derechos Humanos de la Historia que consagra, entre otros aspectos, el respeto a la vida, el derecho a la educación, la libertad de expresión y la protección del Medio Ambiente. Durante largos siglos fue preservada en la tradición oral del pueblo malinké hasta que en 1998 fue recuperada por tradicionalistas y griots, que la pasaron al papel.

Nuestro hijo es malien. De Malí. Todo lo que nos está pasando no habría sucedido si él no hubiera entrado a compartir nuestras vidas. Borrón y cuenta nueva. Otro entorno, otro paradigma de vida. Nuevos posicionamientos. Sostenibilidad, autosuficiencia. Sobriedad y austeridad bien entendida. Crianza. Respeto. Libertad e igualdad. Escuchar. A los más pequeños. A la Naturaleza. A nosotros mismos. Laborar para ser feliz trabajando en lo que nos llena, en lo que nos satisface. En lo que nos une.

Así nace Kurukan.

Y si quieres saber cómo nos decidimos por este nombre y cómo fue su búsqueda, no dejes de leer la entrada del blog “Cómo surgió el nombre de Kurukan”.