This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

Tratamientos caseros anti-xilófagos para proteger la madera.

Kurukan trabaja  en ocasiones con  madera rescatada, esto es, madera que encontramos en la calle (ya sea en forma de palés, tablas sueltas…).

Asimismo damos también otra oportunidad a aquellas otras que hallamos en su forma y entorno natural, como ramas y troncos procedentes de poda.

Kurukan, luego de inspeccionarlas de forma visual con el objeto de detectar algún tipo de enfermedad o invasión por parte de insectos xilófagos, las limpia y las lija, y, en casos concretos, las pinta con aceite. No obstante la madera permanece en su estado natural, tal como se encontró en su momento. No lleva ningún tipo de tratamiento preventivo o curativo contra hongos e insectos. Por extensión, ninguna creación salida del taller carpintero de Kurukan lo lleva.

Ofrecemos por lo tanto aquí una serie de recetas y remedios caseros para preservar la madera natural contra los insectos xilófagos (carcomas, polillas), y desde Kurukan recomendamos la aplicación de uno u otro.

Dichas recetas han sido recopiladas tanto consultando libros, blogs y páginas web, como  hablando y preguntando directamente a personas con conocimiento sobre el tema. Luego de un exhaustivo repaso de lo compilado,  esta es la síntesis.

Estos remedios no han sido probados personalmente por Kurukan, mas confiamos en que sí  han sido contrastados por los propios interesados.

Y antes de todo, tenemos que tener clara una cosa, que aunque sigamos todos y cada uno de los consejos habidos, sí reduciremos las posibilidades de encontrar carcoma, pero no es la poción mágica que nos elimine al 100%  su aparición.

Primero, decir que estos tratamientos son preventivos, esto es, que se aplican cuando la madera está sana y no ha sido infectada.

Muy importante: la aplicación exterior, ya sea con un tratamiento preventivo como con uno curativo, se ha de hacer sobre la madera natural en bruto, limpia y seca, sin que haya recibido tratamiento alguno. Si lo hubiera, habría que retirarlo antes. De otro modo, el procedimiento aplicado daría escasos resultados.

Aplicar un mínimo de dos manos generosas.

Una vez seca la segunda mano, airear bien y limpiar.

Usar siempre protección corporal, respiratoria  y ocular.

Importante: en enseres que van a estar en contacto con ropa, poner cautela, pues según qué sistema empleemos ésta puede quedar manchada, sobre todo si el tratamiento presenta una base aceitosa.

 

kurukan tipos carcoma

 

  1. Receta :

300 gr. de sosa cáustica

700 gr. de ceniza cribada

80 gr. de jabón natural en escamas

5-6 litros de agua

Se lleva a ebullición y se retira cuando lleva 15 minutos hirviendo.

Se deja enfriar, se cuela con tela y listo para aplicar con brocha.

 

  1. Receta :

Por cada litro de agua:

150 gramos de sulfato de cobre

150 gramos de sulfato de hierro

Mezclar ambos elementos en un litro de agua, calentarlo hasta que comience a hervir. Lo retiramos del fuego.

Dejaremos enfriar a temperatura ambiente hasta que esté templado y aplicaremos la solución con una brocha o pincel en toda la superficie del mueble.

Dejaremos secar durante varias horas para que la solución penetre en las primeras capas externas de la madera.

Una vez transcurrido este tiempo, secaremos con un trapo ligeramente húmedo.

Repetiremos la operación otra vez más aplicando una segunda impregnación de esta solución.

No os alarméis al principio, la solución dará un color azulado a  la superficie del mueble, pero se elimina fácilmente con un trapo . De todas formas, siempre recomendamos probarlo primero en partes no visibles de la pieza.

Receta probada y eficaz como preventivo.

 

  1. Receta :

Aceite de girasol

3 – 5 % del volumen total de aceite de girasol en aceite esencial del árbol del té (ejemplo: 1 litro aceite de girasol (1000 mililitros) y 50 mililitros aceite esencial del árbol de té (5%)).

Mezclar bien y aplicar con brocha.

Dejar secar totalmente y aplicar una segunda mano.

 

  1. Receta :

Disolución en frío de sal en agua, en proporción tal que el agua quede saturada (359 gramos de sal por cada litro de agua).

Realizar la disolución mejor con agua caliente o tibia, para disolver la sal de forma óptima.

Una vez fría, aplicar con brocha o pincel.

Primera mano que absorba bien, y una vez seco, otra mano.

 

5. Receta :

1 litro de agua

200 gramos de sal bórica

20 gotas de extracto de almendras amargas.

Disolver la sal bórica en un litro de agua, añadir el extracto de almendras y remover con fuerza.

Como protección para maderas utilizadas en interior y exterior.

Tratamiento previo: La superficie debe estar limpia.

Aplicación: Aplicable con pincel, brocha o inmersión. Una aplicación es suficiente.

Secado: Depende de la humedad del aire, de 24 a 48 horas.

Precauciones: Es importante usar protectores como guantes y gafas en la preparación y en la aplicación.

 

También existen tratamientos preventivos comercializados, de distintas marcas y en diferentes tamaños.

Hasta aquí para preservar con remedios caseros.

 

Kurukan larva carcoma grande

 

Pero si el objetivo es combatir la carcoma una vez que la madera está ya contaminada, es necesario entonces emplear productos químicos. Como los preventivos, estos productos  curativos también están disponibles en comercios, en variedad suficiente de marcas y  capacidades. Leer siempre con atención, en uno u otro caso, las indicaciones del fabricante.

La mejor época para realizar la aplicación es a mediados de otoño (noviembre), cuando los huevos de estos xilófagos eclosionan, y las larvas comienzan a comer la madera. Otras fuentes predican a mediados – finales de invierno, justo antes de que la larva se transforme en imago (insecto) y salga al exterior.

Me parece más acertada la primera opción. La larva recién salida del huevo empezará a alimentarse de madera tratada con el producto curativo, con lo cual se supone que muere antes de llegar a la metamorfosis, que es donde se transforma en el insecto alado final.

Hasta hace pocos años, todas las sustancias anticarcoma se obtenían del petróleo, por lo que desprendían un olor fuerte. Actualmente hay preparados acuosos que son inodoros e incoloros. De todas formas, en piezas valiosas hay que manejarse con precaución, probando primero en una pequeña zona para comprobar si el producto causa alteraciones.

Por otra parte, las maderas exóticas y nobles son menos atacadas por la carcoma, que prefiere variedades más humildes como el pino, el haya o el arce. En algunos muebles antiguos, la carcoma ataca la estructura (de madera modesta), y apenas toca los frentes o zonas más decoradas, elaboradas en maderas mejores.

En primer lugar, aislaremos el mueble afectado. Examinaremos a fondo en busca de orificios las partes internas ocultas y las que reciban menos luz: instintivamente la carcoma se aloja en lo más recóndito.

Seguidamente, proceder a limpiar el mueble afectado (barnices, pinturas…) mediante decapados u otros medios, hasta llegar a la madera en bruto, al natural. Si procede (en función del valor del enser, de la estética), retirar también la madera carcomida y los restos de serrín que ha producido la larva. Dar una primera mano muy generosa de producto curativo (atención cantidades indicadas por el fabricante) y dejar que la madera absorba hasta saturarla.

Para redoblar el tratamiento, el líquido ha de introducirse también en todos los orificios con una jeringuilla con aguja para acceder mejor al interior, hasta que rebose y el entorno del agujero se vea más oscuro (húmedo). Si por la razón que sea se elige tan solo el procedimiento de la jeringuilla (tamaño del enser, pocos agujeros), mi modo particular de uso es el de una sesión a la mañana y otra a la tarde – noche. Así durante dos semanas. Totalmente eficaz en las veces que he procedido de esta forma. Existen en el mercado sprays provistos de una cánula para actuar de igual modo que con la jeringa.

Y si tenemos bolsas de plástico lo suficientemente grandes o film para encerrar de forma hermética el utensilio perjudicado, perfecto. Habremos creado así una cámara de gas. Después de seca la primera mano, una segunda buena capa de producto curativo e inmediatamente introducirlo en la bolsa. Dos – tres semanas sin aire y respirando los vapores generados por dicho producto será suficiente para dejar fuera de juego de forma permanente a las larvas en cuestión.

Luego dejar ventilar el artefacto durante un tiempo para minimizar olores y vapores.

Otro método eficaz es la congelación, pues las larvas de carcoma no aguantan las bajas temperaturas. Es un remedio efectivo siempre que se haga bajo control para no dañar los objetos tratados. Los muebles y demás elementos manejables se depositan en cámaras frigoríficas especiales durante varios días. El uso de arcones congeladores de uso doméstico entraña peligro de rotura de las piezas tratadas incluso tomando la precaución de envolverlos en bolsas de plástico .

Por otra parte, otras fuentes predican que no hace falta congelar el utensilio. Simplemente manteniéndolo durante 2 semanas continuadas a temperaturas cercanas a cero grados centígrados, nos habremos asegurado la eliminación.

El ‘pero’ de este sistema es que el tamaño de las piezas a tratar va a condicionar su uso, pues los congeladores domésticos no pueden albergar grandes volúmenes. Eso sí, si vives en una zona de temporadas bien frías, aprovecha ese espacio de tiempo y coloca a la intemperie pero bajo techo tu enser dañado durante el tiempo señalado, y cerciorándote de que la temperatura sea la adecuada y no suba de los 4 grados. Luego trata la madera con algún método preventivo.

 

Una buena combinación es la cámara de gas y la congelación.

 

Kurukan carcoma

 

Remedios complementarios:

  • Han de acompañarse siempre con uno preventivo o curativo, según sea el caso.
  • El saquito de bellotas. El olor que desprenden es un aroma que atrae a la carcoma. El sistema es sencillo, se trata de envolver unas cuantas bellotas frescas en un pañuelo o trapo de tela configurando una especie de saco pequeño. En la época de reproducción (meses cálidos, entre abril y septiembre), la carcoma adulta pondrá sus huevos sobre la tela y las larvas se introducirán en el interior del saco alimentándose de las bellotas. A finales del invierno, antes de que el insecto salga al exterior, podremos retirar el saquito y destruirlo.
  • Ciertos aceites esenciales, como el de cedro, ciprés, laurel, almendras amargas, árbol del té… Sus vapores no son del agrado de la carcoma.

 

Esta pequeña lista es susceptible de aumentarse con nuevas fórmulas y tratamientos.

Hemos dejado fuera de forma consciente algún procedimiento popular (gasoil, aceite industrial usado) por su uso limitado (vigas y similares) a causa de su pringue y suciedad, condicionantes y efectividad tan solo a corto plazo.

Si sabes de algún otro remedio que haya resultado eficaz y deseas que figure aquí, no dudes en ponerte en contacto. Todos nos beneficiaremos.

 

Webs relacionadas:

 

2017-07-22T10:30:36+00:00 diciembre 9th, 2016|Categories: la carpintería|0 Comments

Deje su comentario